La filatelia es el arte de coleccionar sellos postales (estampillas), una actividad de distracción, que inició en Inglaterra en el siglo XVIII .

En los sellos postales se reflejan importantes hechos históricos ocurridos en una nación, se recuerda a importantes actores de la historia, se conmemora hechos relevantes o se enaltecen temáticas de interés nacional, siguiendo su evolución y desarrollo dentro de una época.

La palabra “filatelia” tiene su origen en Francia, en la revista “Le Collecctioneur de Timbres Postes”, donde por primera vez fue utilizada en la publicación del 15 de noviembre de 1864, propuesta por el señor M.C. Herpin.

 

LA FILATELIA A TRAVÉS DE LA HISTORIA

El 6 de mayo de 1840 aparece en Inglaterra el primer sello postal del mundo con el profesor de escuela Sir Rowland Hill, quien propuso un plan para el pago anticipado del transporte postal mediante sellos o estampillas adheridas.

El proyecto fue aceptado por el gobierno y se emitió el primer sello con la efigie de la Reina Victoria, impreso en color negro y con un valor de un penique. Este sello es conocido como el “Penique Negro” o “Black Penny”.

Los primeros sellos se recortaban con tijeras, hasta que en 1847, el irlandés Henry Archer inventó una máquina perforadora de sellos postales que facilita la separación de los sellos del pliego y por las ranuras que deja en el borde del sello, se denominó “dentados”.

No todos los dentados son iguales. Según el país o la emisión, el número de perforaciones en una distancia dada es distinto. Existen casos en que un mismo sello tiene dentados diferentes en cada lado. El francés Auguste Legrand ideó un sistema para medir las perforaciones llamado Odontómetro, que consiste en determinar el número de dientes que hay en dos centímetros.

El primer filatelista de la historia fue el doctor John Edward Gray, británico zoólogo quien, el día que el Penique Negro salió a la venta, compró algunos con la intención de salvarlos del extravío, convirtiéndose así en el primer coleccionista de sellos.

 

LA FILATELIA EN EL ECUADOR

En el Ecuador, el primer sello postal fue puesto en circulación el 01 de enero de 1865. Esta emisión postal fue creada por Manuel Antonio Rivadeneira Heredia y su hija Emilia Rivadeneira Valencia, la misma que constaba de tres estampillas que reproducen el Escudo del Ecuador, con valor facial de medio real y dos de un real, de color azul, verde y amarillo, respectivamente.

Actualmente, la única entidad en el país autorizada para crear emisiones postales es la Empresa Pública Correos del Ecuador la cual, a través de una minuciosa selección, elabora especies filatélicas con temáticas de interés nacional e internacional. Además, la imprenta autorizada para la impresión de sellos postales es el Instituto Geográfico Militar.

Conozca algunos de los sellos ecuatorianos en línea:

 

Sellos postales más destacados 2016