Campaña “Cuanto más seguro soy, más rápido voy”

El objetivo de los Correos es tratar de forma segura los envíos internacionales – tanto las cartas como los paquetes – y también entregarlos puntualmente.

Los clientes pueden confiar en el Correo, y en los servicios que ofrece a precios asequibles, para transportar sus envíos. Al mismo tiempo, los Correos necesitan la colaboración de los clientes para cumplir su misión de forma segura.

Los clientes deben saber que hay mercancías consideradas peligrosas y determinados objetos a los que no se les está permitido viajar a través de la red postal internacional.

Las mercancías peligrosas pueden causar daños materiales o lesiones a las personas: clientes, empleados del Correo, de las líneas aéreas o de las Aduanas están expuestos a ello. La prohibición comprende no sólo las mercancías peligrosas, sino también objetos de valor, materiales obscenos, productos falsificados o  pirateados y otros artículos que algunos países, simplemente, no aceptan en su territorio.

Los clientes deben estar al tanto de las normas del transporte del correo internacional antes de enviar su paquete o encomienda. Un contenido seguro no sólo evitará daños a las personas, también hará que el envío se entregue más rápidamente.

¡Compruébelo antes de enviarlo!

Esto es especialmente importante a medida que aumenta el tráfico de encomiendas y paquetes. Las autoridades mundiales exigen a los Correos, las líneas aéreas y las Aduanas un control cada vez más exhaustivo de los envíos que transportan y tratan.

El número de encomiendas que en el año 2013 circuló por la red postal ascendió a 6.700 millones, de los cuales 67 millones corresponden al tráfico internacional. Un 5,8 % más que en el año anterior.

Ayude a los Correos a transportar y entregar sus paquetes de manera eficaz y segura. Verifique el contenido de su envío antes de depositarlo en la oficina de Correos.

Para conocer más visite: http://noticias.upu.int/outreach/cuanto-mas-seguro-soy-mas-rapido-voy/

FUENTE: Unión Postal Universal