María Wayllas cartera de Correos del Ecuador

Ubicado en las calles Japón y Naciones Unidas, al norte de la capital, se encuentra el Centro Nacional de Clasificación de Correos del Ecuador, a pocas cuadras de allí, se puede ver a María de los Ángeles Wayllas con prisa por llegar al que ha sido su lugar de trabajo los últimos 15 años.

Su jornada empieza a las 08H00 y en principio clasifica varios paquetes y correspondencia dirigidos a las personas de su Sector Postal, el cual recorre desde hace algún tiempo.

La ruta de Wayllas comprende oficinas y domicilios del norte de la ciudad, quienes ya la conocen y al verla llegar la reciben con cordialidad y esperan siempre buenas noticias. Muchos usuarios se sorprenden al ver a una mujer cartera, pero ella lo toma como una motivación para sacar adelante a su familia.

"Siento que me he desarrollado como persona y profesional en la entrega de correspondencia".

“Me encanta este trabajo, para mi no es una carga, yo lo tomo como una forma de relajación, me distraigo con la gente, converso con los usuarios, no me acostumbraría a trabajar en una oficina”, agrega Wayllas.

Al culminar su jornada laboral, retoma sus responsabilidades de madre de familia en su hogar ubicado en La Magdalena al sur de Quito. Da ejemplo a sus tres hijos con su ardua labor, los ayuda a revisar las tareas y prepara la comida que disfrutará con su familia.

Para esta madre ejemplar, el trabajar en Correos del Ecuador es una motivación, ya que aporta económicamente a su hogar y da ejemplo de trabajo honesto a sus hijos. “Siento que me he desarrollado como persona y profesional en la entrega de correspondencia”, culminó.